julio 29, 2013

Sobre Traductores en La Mole 40



Ayer, Domingo 28 de Julio, finalizó La Mole en su edición 40 y cerramos con broche de oro las actividades realizando una interesante platica sobre las traducciones de comics.
Luchas comiqueras, parte 2: Los Rudos Críticos de Cómics vs. Las Malas y Poco Técnicas Traducciones de Cómics en México.
Lo mejor de esta experiencia fue compartirla con camaradas del medio, grandes conocedores del comic y excelentes personas, muy buenos amigos.
Orquestada por Ricardo Cachoua, el panel lo completamos Francisco EspinosaRodrigo VidalValente Espinosa y un comiquero servidor.
Da click para leer más




Sin lugar a dudas, un tema espinoso y que da para hablar mucho, en donde coincidimos en varios puntos, como el asegurar que todo traductor debe dominar ambos idiomas que esta usando y conocer un poco sobre el país y tema que esta traduciendo, pero no cualquier persona que sepa otro idioma, puede ser traductor.
Se hablo de que ser traductor debe convertirse en un oficio, sobre lo importante de su trabajo y la realización de este con la participación directa del editor.
Al parecer, gran parte de los choques se debe a los regionalismos y palabras domingueras de cada país, por ello, se propuso a los traductores como un bonito e interesante experimento, realizar lo mismo pero al revés… es decir, como ejemplo, traducir del español al inglés ejemplares de Sensacional de Barrios o La Familia Burrón.
Como desgraciadamente sucede, todo problema parece tener una raíz empresarial y económica, las pocas editoriales no invierten en este rubro.
¿Como podemos exigir un buen trabajo, si quien lo hace no es profesional? ¿Como esperamos que esta gente se profecionalice, si no perciben un buen sueldo? ¿Como hacemos cambiar la idiosincrasia editorial/empresarial, para que en México dejen de querer ganar millones de pesos, al invertir dos centavos, a costa de los empleados?
Desgraciadamente es un problema laboral a nivel país, donde todos tenemos arraigada la costumbre de "si hago mi trabajo, pero como no me pagan lo justo, lo hago al ahi'seva".







Y no creo que la solución sea tanto incrementar los sueldos... ahí están nuestras "honorables" cámaras de diputados, senadores y a los funcionarios públicos... ganan millonadas y no hacen su chamba.
Pero bueno, ya me desvié del tema.
A fin de cuentas, TODOS debemos cambiarnos el chip para profesionalizarnos, pro-fe-sio-na-li-zar-nos... y hacer las cosas bien, lo demás irá cayendo por su propio peso.
En cuanto a soluciones... imaginen en un universo paralelo, con una situación utópica editorial, que en cada país existiera una empresa, sociedad o emporio, con asistencia gubernamental para la protección del idioma, por la que deban pasar todos los productos extranjeros, en este caso, las licencias de medios impresos de entretenimiento; donde se realicen todas las traducciones, supervisadas, autorizadas y pagadas por las empresas de origen.
Es decir, en este caso, sin importar de que editorial provenga y a que editorial se dirija, este lugar debe ser un filtro donde gente preparada y profesional, se encargue de todas las traducciones... ¿creen que funcionaría?... 


Gracias a nuestro camarada y amigo, Lyoko, por las fotos.

No hay comentarios.: