diciembre 11, 2012

El Santos contra La ¿Voluptuosa? Mendoza

¡CUIDADO! LA PRESENTE NOTA CONTIENE LENGUAJE SOEZ Y PALABRAS ALTISONANTES; POR LO QUE PODRIA SER OFENSIVO PARA PERSONAS SUSCEPTIBLES.
En nuestra hipócrita sociedad, donde el decir ciertas palabras, hacer algunas cosas o hablar de ciertos temas, son costumbres mal vistas y que sin embargo todos caen en ello, unos de los primeros en no tener tapujos ni esa falsa "buena educación", fueron Jis y Trino, con sus creaciones de este universo de El Santos, cuyo humor grosero, acido, escatológico y vulgar, nos reflejaba a todos, haciéndonos reír de nuestra realidad, siendo un referente y parteaguas dentro de la realización de humor inteligente, no político y para adultos.

Originalmente El Santos contra La Tetona Mendoza, fue el primer tomo recopilatorio de las tiras de los personajes creados por Jis y Trino, publicadas en Las Histerietas, suplemento dominical del periódico La Jornada, esto fue en el año 1990, con un tiraje de 5,000 ejemplares y éste primer tomo abarcó las tiras publicadas en las Histerietas entre el 7 de Mayo de 1989 y el 18 de Febrero de 1990.


 
A este primer ejemplar, le siguieron casi una veintena más de esta dupla de artistas, algunos del mismo Santos y otros de diversas tiras, como Fabulas de Policías y Ladrones.

2012 es un año clave, tanto en la historia de este personaje como de la animación mexicana, con un título homónimo a ese primer tomo, por fin llego a las pantallas grandes el proyecto de la película El Santos contra La Tetona Mendoza.

Si bien el tipo de animación, por los cambios de estilos se ve hecha a la limón, como realizaban las tiras sus autores (aunque no sé si esto fue intencional o accidental), las voces encajan muy bien con los personajes, aunque no así algunos diálogos con las bocas, la película es muy disfrutable.

Se extrañaron algunos personajes, que ojala aparezcan en la segunda película (¡porque deben hacer una segunda película!), como Susy San ramón, el Perro Aguayo, Blu Demos, la Coneja de Sahuayo, el Duende Patas de Bolillo y Godzila (aunque éste último sólo se ve al final).

Y aunque las personalidades de los personajes se respetaron en gran aspecto, si se pierde un poco de la esencia inicial de estos, por ejemplo, simplemente el Santos en la cinta, no se madrea con todo el mundo, es menos cogelón que en las tiras, ya que casi siempre terminaba cogiendo con todas las féminas, mientras que los chingadazos que le tiraba, no sólo al Peyote, sino a todos en general, no terminan por partirles la madre o dejarlos únicamente encabronados, sino que acababan como una pinche piltrafa humana sanguinolienta.

Pero en general, es la mejor película animada para adultos que he visto, no se la pierdan (espero que la versión en discos, contenga algún material impreso especial de la película).



2 comentarios:

Angel Flores dijo...

Me gustó la película, es satírica y metafórica. La gente reía a morir aunque dijo alguien que era sólo por las palabrotas; pero que no estaban entendiendo el mensaje. Me parece genial lo de los zombies y su utilidad en el mundo. El humor excelente.

Anónimo dijo...

Sátírica y metafórica, reí mucho. El humor excelente