abril 13, 2010

Que Tristeza

Hace mucho no escribo una nota de crítica social, hoy Martes 13 (ni te cases ni te embarques), lo haré.
Obviamente, el tema es toda ésta historia de la desaparición de la niña en cuestión y su posterior descubrimiento sin vida, es una tragedia, un reflejo de las cosas tristes que suelen suceder (un niño pequeño no debería morir).
Pero más triste es el descubrir con éste hecho, lo podrido de nuestra sociedad... primero, el ver como el dinero logra que las autoridades se movilicen en menos de un mes para resolver el caso, cuando miles de familias de gente común, con casos de niños desaparecidos, pasan años sin resolver su situación.
Por otro lado, el circo que han armado los medios de comunicación, con éste caso, desde informes al momento, carteles en todas las estaciones del metrobus, anuncios y hasta emisiones especiales sobre el caso, cuando esos recursos pueden usarse para otra cosa.
Desgraciadamente, no importando el culpable del desceso de la menor, cosas como esta seguiran sucediendo, ya que el poder, que reside solo en unos cuantos en nuestro país, es el que lleva la batuta en éste grotesco carnaval.

No hay comentarios.: