octubre 05, 2009

Dos de Miedo




Hace unos días, en un ataque de "ya salen de cartelera", vi dos películas seguidas en la misma tarde, La Huérfana (Orphan) de Jaume Collet-Serra y Robin Christian, la otra fue Arrástrame al Infierno (Drag me to Hell) de Sam Raimi.
Seguramente a estas alturas, ya las vieron y si no es así, creo que ya no se están exhibiendo, pero de todas formas, si no las han visto y piensan rentar alguna de ellas, dejen de leer, pues no quiero arruinarles las historias, de lo contrario, sigan leyendo bajo su propio riesgo y responsabilidad.

(risa diabólica-esquizofrénica)








Arrástrame al Infierno

Con esta película, Raimi vuelve a sus origenes, el cine de terror, con el pretexto de una maldición gitana, una chica se ve envuelta en una serie de sucesos paranormales, tratando de escapar de la Lamia, quien supuestamente después de tres días de hostigarle, vendrá por ella para llevársela al infierno.
Con una trama sin mayores pretensiones, llena del humor típico de Raimi, como el usado en su trilogía de Evil Dead (por lo que mas quieran, que no hagan un remake de esta trilogía al menos en los próximos 40 años), la película llena la pantalla de situaciones absurdas, grotescas, asquerosas y sangrientas, que a pesar de todo, si estas familiarizado con este tipo de cine, resulta bastante predecible si pones atención a los detalles.



Ese intercambio del botón por una moneda, predecible pero muy bueno, el chivo parlanchín o el yunque marca Acme y que decir del poseso bailarín.
No obstante, aunque las opiniones suelen dividirse, resulta bastante entretenida, ademas de que a diferencia de la saga de Ashley Williams, esta película tiene un buen uso de efectos digitales y de sonido, que mantiene al espectador atento y lo sobresalta en el instante preciso.
Como simple dato ocioso, esta película la vi en la ultima función de la noche, dentro de una sala relativamente grande del Palacio Chino... y solo estábamos tres personas en toda la sala, lo que daba un silencio extremo y un frio sepulcral en la sala... ambiente perfecto para una película de terror.



La Huérfana



En ésta película vemos a Isabelle Fuhrman (que por cierto, me gusta para que sea la Megan Fox dentro de unos 6 u 8 años)como una niña que aparentemente no tiene conciencia de la maldad... o que más bien, es algo que domina muy bien.
Aunque el inicio de la película es algo lento, va tomando matices inesperados con las acciones frías, maléficas y calculadoras que toma Esther con la familia que la adoptó.



Teniendo como complice a la niña mas pequeña del matrimonio (que es sordomuda) y al hijo mayor amenazado, ésta niña originaria de algún lugar ruso, pone de cabeza la vida de éstas personas, descubriendo problemas que el matrimonio tenía de tiempo atrás (infidelidades, alcoholismo y la muerte de un tercer bebé), dejando ver las atrocidades anteriores de Esther y sus verdaderas intenciones.
Una película que te mantiene al filo del asiento, con una trama buena y mucho suspenso... que sin embargo, se echa perder cuando se revela el pretexto verdadero del porque la niña es así.
Eso de que en realidad es una adulta, rompe con toda la trama de la maldad infantil llevada al límite.




No hay comentarios.: