octubre 08, 2009

Cuento de Fantasía


Como recordarán Caligrama convoco a su primer concurso de cuento hace poco tiempo.
Y aunque mis escritos desafortunadamente, no calificaron a la segunda etapa, los quiero compartir con ustedes, aquí tienen el segundo de tres, correspondiente al género de fantasía.
Mundo Irreal
¡De verdad que no estoy loco!- es lo que constantemente se repite Karloiff frente al espejo.
Es cierto que algunas de sus teorías sobre otros mundos, pueden ser descabelladas, aun más cuando asegura haber visto uno de ellos.
Repleto de extrañas criaturas, algunas más horrendas que otras, la mayoría con una posibilidad casi nula de existir, por lo menos en el mundo real.
Incluso el mismo, ha llegado a dudar de su cordura, cuando ve los dibujos que ha realizado sobre todos esos seres imposibles, después cada "visita" que hace por las noches a ese extraño mundo.
Aunque les ha explicado a sus amigos, a su familia, a sus superiores, a sus druidas, a todo aquel que ose escucharlo... es como pasar del mundo real al irreal, cuando se acuesta a descansar, como dormir aquí y estar despierto allá y viceversa.
Casi nadie le cree, la mayoría piensan que esta demente, otros que solo es un gran soñador y unos cuantos le dan por su lado, incitándolo a dibujar mas.
Lo bueno que a pesar de todo, viene de buena familia y sus "locuras" consideradas inofensivas, divierten a todos en la aldea y casi siempre son temas de discusión alrededor de la gran fogata, pero en realidad, nadie las toma muy en serio.

De cualquier forma, Karloiff, con toda su dorada humanidad, está seguro de ir a ese mundo y conocer tantos extraños seres y cosas tan raras.
Lo podría jurar sobre sus rojizos cabellos y tocándose sus puntiagudas orejas, el juramento de la Piedra Bola, como cuando era pequeño, casi cuando comenzó a dibujar y visitar ese mundo.
Un mundo, dicen en la aldea, creado o imaginado por el, donde existen unicornios sin cuernos que solo corren por la tierra, también hay quimeras y pegasos sin alas, grifos de dos patas, hadas con cuerpo de gusano,
Dragones de varios tamaños, pero demasiado pequeños, además deformes, algunos con patas muy cortas, otros muy gordos, unos más con forma de hongo, pero todos sin alas y ninguno lanza fuego.
También ha encontrado seres incompletos o separados, como minotauros con cuerpo de cabra gigante, animales con solo la cola de sirena, centauros con cabeza de pegaso y sin manos, arcoíris sin calderas de oro.
Incluso imágenes y figuras de seres reales, como gnomos, duendes, trolls, enanos, entre otros; pero inmóviles, de madera, metal y resinas.
Un sinfín de animales desconocidos y extraordinarios, algunos grotescos, otros hermosos, de diferentes tamaños y de lo más variado; incluso algunos animales conocidos, como gatos, conejos, aves, algunos insectos, etc., pero ninguno de ellos habla.
De hecho, los seres más abundantes, son los que parecen ciclopes gigantes, pero con dos ojos, muy paliduchos y con idiomas inentendibles.



Todos ellos usan demasiadas pieles y objetos raros, al parecer también hay dos géneros y se encuentran en diferentes edades.
De hecho, los más pequeños son los que fácilmente pueden verlo y jugar con él, de los mayores, son muy contados los que hacen contacto con el mundo real, pero al menos algunos de ellos están conscientes de que existen en otro mundo.
Aunque ellos aseguran, por lo que Karloiff ha logrado entender, que su mundo es el real y el otro es imaginario.
Qué locura - piensa a veces Karloiff, seguro que no está loco, después de todo, siendo así, en el otro mundo, el irreal, el del sueño, el solo habría imaginado al niño que lo creó.


¿Que les pareció?, opinen y destrócenlo, se aceptan criticas constructivas y destructivas.
Muy pronto subiré el último de los tres cuentos que participaron.

No hay comentarios.: